martes, 21 de diciembre de 2010

Editorial del nº 10 IBF News, noviembre 2010

Cuando me siento a escribir estas líneas ya han pasado unos días del 2º Encuentro Internacional y todavía siento los efectos de la resaca, no del alcohol, sino de la calidad humana y nivel marcial de todos los compañeros de IBF con los que compartí esos días.
Por otro lado, me es triste reconocer cómo en la mente de algunos “artistas marciales” todavía existe como cuando éramos pequeños, el imaginario infantil de los buenos y los malos: Indios y Cowboys, Policías y Ladrones. Son los mismos que en lugar de socorrer, se ríen de alguien que se ha caído al tropezar y se recrean en difundir leyendas urbanas, creadas por ellos mismos con el único propósito de difamar a los demás.
Evidentemente los buenos son algunos miopes marciales, reyezuelos de taifas…, estos señores a quienes me refiero, son capaces de calumniar, humillar y menospreciar a otros artistas marciales, gentes de buena fe y encima señalarlos como los malos de la película.
Aunque por naturaleza no soy optimista y mucho menos en cuanto a la gente se refiere, espero equivocarme y que todos seamos capaces de cambiar por el bien de nuestros alumnos, que a la postre son los inocentes que pueden salir más perjudicados.
A los buenos les deseo salud y suerte en su camino, y a los malos que no cambien nunca, que son maravillosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario